S M A R T D O C T O R L A T A M

Cargando...

La Telemedicina ha existido desde mucho tiempo atrás y ha tenido una evolución muy interesante a lo largo de los años, especialmente en los últimos.

En su significado más básico la podemos entender como la forma de ejercer medicina a la distancia; sin embargo, hoy utilizamos un concepto mucho más moderno y amplio como lo es “el uso de tecnologías de información y comunicación para acceder a servicios de salud y gestionar la atención médica.”  

En el pasado, los médicos de épocas incluso no tan antiguas, la ejercieron a través de personas (generalmente los mozos) que corrían de un lado a otro preguntando los síntomas y llevando la información al galeno para que este, con base en ella, llegara a un diagnóstico. ¿Un poco impreciso, no?

Hoy tenemos la fortuna de que las herramientas de comunicación han evolucionado tanto, que virtualmente el médico puede estar en donde se necesite aún sin dar un sólo paso, lo que nos provee un nuevo mundo de oportunidades al alcance.
Por ello, te proponemos 5 razones que consideramos de peso para que la Telemedicina sea parte de tu práctica profesional.

*Nota antes de continuar: La telemedicina puede ser una extensión de tu práctica profesional, y no necesariamente sustituírla de forma definitiva, por lo que su uso y utilidad queda completamente a tu criterio.

 

Razón No 1: Información relevante sobre tus pacientes disponible en todo momento

Tu teléfono, tu tableta, tu computadora, son herramientas que puedes estar trayendo a todos lados, por lo que los registros de tus pacientes están a la alcance de la mano para que no se te pase ningún dato relacionado con su salud ni su seguimiento.
Si hoy tienes que atender a tus pacientes desde un lugar o otro, nunca te faltarán las referencias precisas para hacerlo igual de profesional que en tu consultorio.

Recuerda que este tipo de información tiene que estar encriptada pues son datos delicados que tus pacientes te confían para propósito de diagnóstico y seguimiento.

Si utilizas plataformas desarrolladas específicamente para ejercer la Telesalud, verifica que tengan políticas de protección de datos que cumplan la normativa y otros estándares necesarios.

 

Razón No 2. Integración con otras herramientas interesantes

El punto anterior nos lleva al uso de otras herramientas que dan soporte a tu práctica. Historiales clínicos digitales, Agendas, Chats paciente-médico, entre otras más, son son un plus con el que generalmente cuentas para llevar a cabo tus teleconsultas de forma ordenada y eficiente.

Al haber distancia de por medio, el enfoque y el orden se vuelven cruciales para que la telemedicina sea eficaz.

Razón No 3: Optimización de tus tiempos

Tu tiempo y el de tus pacientes es valioso. Contar con herramientas de Telesalud te permite aprovechar espacios que pudieras considerar disponibles para dar consultas sin importar tu ubicación.

Para ello nuestra recomendación es que aproveches esos ratos “perdidos” para dar seguimiento a los pacientes que a tu criterio puedas atender por esta vía.

Razón No 4: Seguimiento en el tratamiento de tus pacientes.

¿Cuántas de las consultas que brindas son de seguimiento y cuántas de ellas sólo requieren que mires estudios clínicos y entrevistes a tu paciente. Seguro pueden ser varias.

Es posible que este tipo de atenciones puedas brindarlas por Telemedicina, lo que hará que ahorres tiempos de traslados (y los de tus pacientes), economizes en horas de renta de consultorios y otras ventajas más que no te dejarán indiferente.

Razón No 5. Atender a pacientes que te necesitan pero que de otra forma no tendrían acceso a ti

Es una realidad que la inmensa mayoría de los profesionales de la salud y más aún de los especialistas se centran en las ciudades principales de los países y esto implica muchos problemas.

Hay personas que pueden requerir de tus servicios, pero al estar lejos reducen sus posibilidades de consultarte, en algunos casos, o deben gastar además en el transporte y el hospedaje para ir a tu consultorio, adicionalmente de hacer el pago por tus honorarios.

Esto dificulta su acceso a la salud y atención que merecen. No obstante, la Telemedicina puede jugar un rol importante al romper esas barreras o disminuirlas drásticamente. Si este paciente debe visitarte dos o tres veces en un periodo de tiempo, quizá ahora sólo necesite una o dos y con ello ahorrar dinero que puede emplear en su tratamiento para recuperar la salud.

Por último…

Sólo te compartimos 5 razones, pero hay más aún que las descubrirás al experimentar la inclusión de la Telemedicina en tu práctica. Y, tal cual ya lo haces en tu consultorio, ejercer a través de un medio digital o analógico de comunicación a distancia requiere de todo tu profesionalismo y formalidad para protegerte y al mismo tiempo cuidar de tu paciente.


Esperamos que te hayan parecido interesantes estas anotaciones y nos gustaría conocer qué otros aspectos le ves a la Telemedicina. Pronto estaremos hablando más al respecto.

 

Leave a Comment